Humedades por condensación, encuentra la solución definitiva

Uno de los mayores problemas que puede haber en una vivienda son las humedades por condensación. Hay varias causas, entrada de agua desde el exterior, rotura de alguna tubería, humedades por capilaridad y las humedades por condensación. Son muchas las ocasiones en las que alguna persona (ya sea administrador de fincas, presidente de una comunidad o […]

Uno de los mayores problemas que puede haber en una vivienda son las humedades por condensación. Hay varias causas, entrada de agua desde el exterior, rotura de alguna tubería, humedades por capilaridad y las humedades por condensación.

Son muchas las ocasiones en las que alguna persona (ya sea administrador de fincas, presidente de una comunidad o el propio vecino afectado) se pone en contacto con nosotros comentándonos que “… entra agua cuando llueve por la fachada…”. Cuando hacemos la visita, al entrar en la vivienda en cuestión nos recibe un olor muy característico que nos da una primera pista del diagnóstico acerca de la causa de la humedad. Una vez vistas las zonas donde se manifiesta la humedad comprobamos la existencia de manchas negras y moho, lo que nos determina ya la evidencia de que son humedades por condensación.

Es muy importante saber que el moho son organismos vivos y que hay varios tipos y que algunos de ellos como Aspergillus, Trichoderma, Alternaria, Penicillium, Cladosporium, y Stachybotrys son tóxicos, y producen alérgenos y micotoxinas, que pueden causar diversas enfermedades y problemas de salud, fundamentalmente en niños y ancianos. Una gran cantidad de personas son alérgicas al moho, y los síntomas son el resultado de la inhalación (pero también el contacto) con las esporas de estos hongos tóxicos.

Los síntomas más comunes son ataques asmáticos, dificultad para respirar, tos, irritación de vías respiratorias y en algunos casos se han producido neumonías, dolor de cabeza, dermatitis y problemas de memoria.

La forma más efectiva de eliminar los mohos es con lejía, ya que mata los organismos vivos. El problema es que si no se toman las medidas oportunas estas manchas y mohos vuelven a aparecer.

De una forma esquemática, los pasos para eliminar las humedades por condensación son:

  • Limpiar los mohos con lejía
  • Instalación de un correcto aislamiento térmico
  • Ventilar adecuadamente las estancias
  • Instalar deshumidificadores. Los aparatos de aire acondicionado suelen tener esta función.